Enlace

El Perfil del Empresario Exportador Exitoso. Segunda Parte

Comparto con gusto la segunda parte del artículo titulado “El Perfil del Empresario Exportador Exitoso”.

 

Muchas gracias.

Olga L. Gil

Anuncios

El Perfil del Empresario Exportador Exitoso. Segunda Parte.

“EL PERFIL DEL EMPRESARIO MEXICANO EXPORTADOR EXITOSO”

2. Fundamento Teórico de la Investigación y algunas reflexiones más a propósito.

 

Segunda parte de la Investigación respecto a los Elementos de Personalidad Asociados al Éxito en las exportaciones de empresarios mexicanos ubicados en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

 

                                                                                            Dra. Olga Leticia Gil Gaytán.

 

Hablar del perfil exportador, significa plantarse en terrenos muchas veces vedados, vedados, porque duelen. Duelen porque ello implica hablar de la mentalidad empresarial mexicana y de cómo, es importante y urgente modificarla.  Modificarla a efecto de generar cambios profundos y permanentes en la actitud del sector empresarial, especialmente frente a lo que yo llamo, el “emprededurismo internacional”, y urgente, porque este cambio entre más rápido ocurra, mejor para las empresas, sus empleados y el país en general.  Son precisamente en estos terrenos fangosos, en los cuales se encuentra enclavado el tema del perfil del empresario mexicano exportador exitoso y al que dí lugar con el artículo anterior, publicado en esta misma revista y que en estos momentos creo, no solamente puede hacer referencia al mexicano, me parece que podría incluso ser ampliado al perfil exportador latinoamericano en general.

 

Pues bien, dando lugar al desarrollo de esta segunda parte igualmente desprendida de la investigación propuesta a partir de mi tesis doctoral y que iré planteado a lo largo de varias intervenciones, y si ustedes me lo permiten, entraré al tema de la mentalidad empresarial desde apenas un pequeño ángulo del marco teórico de dicha investigación, correspondiente al tema de la personalidad exportadora, no puedo abordarlo en su totalidad dada su extensión, pero con todo gusto me pongo a su disposición a quien esté interesado, para informarle respecto de cómo puede acceder al marco teórico de la misma para que pueda tener el “escenario completo”.

 

Iniciaré este tema, con el significado de la palabra “Exportar”.

 

El significado de “Exportar” como ustedes lo podrán imaginar, tiene una cantidad inmensa de posibilidades, que van desde el “enviar productos más allá de las fronteras”, pasando por supuesto por el “ingreso de divisas por motivo de ventas en el extranjero”, “fortalecimiento de nuestra balanza comercial”, hasta la más común como “el movimiento de mercancías de un país a otro”, etc., etc., etc., sin embargo la que personalmente más me ha gustado, es la que le escuché alguna vez decir a mi maestro Arturo Guajardo, escritor distinguido de la “Guía Básica del Exportador” editada por PRÓMEXICO[1] y la cual el mismo definió como:

 

“Vender a los Mercados Externos con una Actitud Pujante”.

 

Lo anterior significa en otras palabras, dar lo mejor de mí, de mi empresa y de mis productos, a mis clientes, a nuestros clientes, porque al exportar, no solamente exporta el empresario, exporta la empresa y en un sentido más amplio, el país en general.

 

Eso es exportar, más allá sin duda, de otra buena cantidad de excelente definiciones, ésta es, como lo mencioné, mi favorita después de mucho años de moverme en este apasionante mundo del Comercio Exterior, esta es la definición que utilizo y con la cual inicio mis cursos, especialmente los empresariales a los cuales soy invitada, porque me parece que ella misma da cuenta de lo que exportar significa.

 

Para ilustrarles aún mejor a que me refiero, les platicaré de una experiencia real que viví hace cosa de algunos 8 o 9 años.

 

En un viaje de negocios a España cuyo propósito principal era visitar a varios clientes potenciales entre ellos uno muy importante, el Corte Inglés, la cadena departamental más importante de España, me encontré que en mi vuelo de Nueva York a Madrid, me tocó que sentarme casualmente, a lado de una simpática mujer de aproximadamente unos 30 o 33 años.  Han de ustedes comprender que en esos vuelos enormes con duración de más de diez horas, es imposible no terminar al menos de “compadre o comadre” con los “vecinos” o “vecinas” de “a lado”. Bueno, pues ese fue el caso, después de una breve introducción entre nosotras, llegó el inevitable: ¿cómo te llamas?, ¿qué haces?, ¿a qué te dedicas? y por supuesto, ¿a qué vas a España?.

 

Al llegar a ese punto del “interrogatorio”, mi respuesta fue:

 

–          A vender.

–          ¿A vender?, – preguntó ella claramente sorprendida-.

 

–           ¿A vender qué? – ¡ah!, pensé yo, no me hubiera preguntado, inmediatamente sentí la emoción subir hasta mis mejillas como preámbulo a mi respuesta.-

 

–          Voy a vender artesanía, muebles de hierro forjado, de madera, joyería de plata, artesanía de barro y arte, cuadros.

–          ¿En serio? – Volvió a preguntar ella mirándome fijamente-

 

–          Claro, ¿por qué te sorprende?.

–          Me sorprende porque soy diplomática, trabajo para la ONU y frecuentemente viajo, especialmente entre los Estados Unidos y Europa, y siempre que me encuentro con mexicanos, me doy cuenta que normalmente viajan por motivos de placer, para visitar a algún pariente o amigo, por cuestiones de salud o incluso solamente de compras, pero…nunca a vender o de negocios.

 

–          Así es, desafortunadamente los mexicanos no queremos entender que para exportar y para transformar a nuestro país verdaderamente en un país exportador, que exporte sus propios producto los empresarios mexicanos debemos entender que es importante salir a conocer el mundo con una visión de negocios.  Las empresas mexicanas y latinoamericanas tienen que salir “A VENDER”.  Deben de sentir la sangre conquistadora fluir por sus venas hasta que ésta toque sus corazones y finalmente se decidan, claro, deben previamente prepararse para ello y luego concretar con los productos mexicanos que los mercados internacionales están necesitando.

 

Para entonces no quiero platicarles la cara de la mujer, me miraba con ojos desorbitados y lo más que atinó a decir fue:

 

–          Olga, ¿qué haces “además” de salir a “vender”?, ¿eres maestra?.

–          ¡Guau!, ahora sí, tu me has sorprendido a mí, ¿cómo lo supiste?.

 

–          Nada más de escucharte hablar. – Me respondió ella-.

 

Con este contexto, es que abro el tema de este segundo artículo de la serie el “Perfil Exportador Exitoso”,  el objetivo del mismo, es dejar claro porque el empresariado mexicano debe modificar su actitud frente a la actividad exportadora, iniciando por comprender el significado de “exportar”, para posteriormente buscar claridad respecto del por qué  “exportar”, es decir, claridad en los beneficios que de esta actividad se desprenden tanto para su empresa como para el país.  Comprender estos dos significados desde el inicio del “emprendedurismo internacional”, es vital para dejar instalado el motor que habrá de moverlo con el “empuje” necesario hasta alcanzar el éxito deseado en los mercados internacionales. En términos de la investigación planteada,  a continuación presentaré algunas de las ventajas de los puntos de su fundamente teórico desprendido de la parte documental de la investigación.

 

Es por tanto importante y urgente el “emprendedurismo internacional” a traves de salir conquistar los mercados internacionales por las siguientes tres principales razones: siguientes ámbitos:

 

Ámbito Mundial: Globalización.

 

Ámbito Nacional: Excesiva Competencia lo que ha llevado a México entablar negociaciones a fin de ampliar mercados, igualdad de condiciones y acceso preferencia.

 

Ámbito Empresarial: Solo sobreviven los que se adecuan a los cambios.

 

Hay que entender la  palabra Globalización en el contexto de este artículo, como la integración económica de los países a nivel mundial, por supuesto que ésta cada vez ha ido abarcando nuevas “esferas de la realidad humana”,

 

La globalización, como marco teórico de la investigación sobre el  perfil exportador exitoso,  tiene su génesis desde mi punto de vista, en el comercio internacional y su fundamentación teórica en el pensamiento económico clásico.  Esta es la misma fundamentación que ha llevado a una buena parte de las naciones a su consecuente apertura comercial y al orden económico mundial actual. Hoy se discute sobre las mejores formas para una apertura exitosa y un orden económico mundial justo y equitativo. El debate entre críticos y apologistas del comercio internacional tiene como marco común las ideas propuestas por los economistas clásicos, referencia obligada para ambos en un mundo que exige respuestas.

 

El segundo punto referente a lo que actualmente nuestro países están viviendo en las esferas nacionales, es un mercado plagado de competidores extranjeros que nos llevan a encontrar en este ámbito, la segunda razón del porque exportar. Es un hecho que prácticamente en el mundo entero, incluyendo nuestro país, las empresas están compitiendo con empresas de todo el mundo.  Muchas de esas empresas provienen de países que nos llevan una enorme ventaja y que actualmente no solamente son empresas exportadoras, son empresas “globales”, provenientes de países como China, los EUA, Chile, Japón, Colombia, Italia, Alemania y así sucesivamente.

 

México, como es conocido por muchos, es el país que mayor alcance potencial tiene a nivel de los mercados mundiales, esto como resultado de la gran cantidad de acuerdos, tratados y convenios comerciales que tiene, sin embargo como lo dijo alguna vez mi buen amigo, el Lic. Fernando Díaz Méndez hace un par de años, Director de regional de PRÓMEXICO cuando lo invité como coordinadora de la carrera de Comercio Internacional en el ITESO para el evento del “Día del L.C.I.”, ante la pregunta de un alumno, de si México firmaría un nuevo tratado comercial con Brasil:

 

–          ¿Para qué queremos más tratados, convenios o acuerdos comerciales con más países en el mundo si no somos capaces de aprovechar los que ya tenemos?.

 

Como empresas mexicanas, es importante aprovechar esta enorme ventaja que tenemos a través de los tratados, bien aprovechados nos dan una significativa ventaja en nuestros precios ya que los tratamientos arancelarios que esta gran cantidad de países nos hacen nos colocan en ventaja con respecto a los de otros países al no pagar impuestos de importación o pagar menos, entre otras.

 

Un vecino que tiene una cadena de pequeños supermercados aquí en Guadalajara me decía no hace mucho:

 

–          Olga, ¿de verdad será necesario hacer comercio exterior?, mírame a mi como he logrado sobrevivir a todas las crisis sin tener que comprar o vender algo al extranjero.

–          Da un vistazo a todos los productos que manejas en tus tiendas, – le dije- ¿cuántos de ellos son de marcas extranjeras o incluso, las llamadas marcas globales y cuántos de ellos son mexicanos?.

 

Se quedó pensativo y no respondió, pero Ustedes podrán imaginar su propia conclusión o respuesta con solo ir y dar una vuelta al establecimiento más cercano a sus hogares.

 

Mi opinión es que, la empresas mexicanas y latinoamericans, ya están compitiendo internacionalmente pero en su propio territorio, ¿por qué no salir a competir verdaderamente en otros terrenos?.

 

Sin embargo, como lo decía al inicio de este artículo, no lo hacen y, ¿saben por qué no lo hacen?, porque tienen temor, porque sienten que entran en terrenos desconocidos y porque carecen de ese importante elemento dado por Arturo Guajardo en su definición de exportar:

 

Una ACTITUD PUJANTE.

 

 

Falta Empuje, coraje, ganas de conquistar, de vencer el miedo a los obstáculos, a la ignorancia, a la burocracia y a todas las piedras que aparezcan en el camino antes de alcanzar mis metas por ser una empresa exportadora exitosa.  Porque es necesario prepararme como empresario(a) y como empresa, incluyendo por supuesto a mis empleados, para competir con mis productos en “las grandes ligas” y sentirme capaz de vencer con mis productos adecuados a esos mercados internacionales y conseguir conquistarlos con miras en el largo plazo, para ello como comprenderán, es requisito contar con la “garra” necesaria para hacerlo y para contagiar a los miembros de mi empresa de que somos capaces de conseguirlo.

 

El tercer punto del porque es importante exportar, es, porque es necesario para sobrevivir.  Es un hecho que solamente las empresas que se adecuan a los cambios sobreviven es fácil de comprobarlo solo con revisar la cantidad de negocios especialmente familiares que han quebrado como consecuencia de los “socios comerciales” que si se han puesto “las pilas” y ellos si han venido a vender sus productos y nos han hecho la competencia en nuestro propio territorio.

 

Nada más para que se den una idea de esto, les invito a investigar lo que ha ocurrido en Jalisco con respecto a ciertos sectores en los cuales hasta hace 10 o 15 años aún se guardaba un cierto respeto: el sector del cuero y del calzado, el sector textil y el sector alimenticio.  Separo al sector de bebidas, gracias a su salvador, el tequila, al sector artesanal y en este mismo sentido le doy un renglón totalmente aparte al sector electrónico, porque como lo mencioné en mi artículo anterior es mayoritariamente IED, no somos nosotros los mexicanos quienes exportamos, tristemente es la IED quienes nos colocan en los rankings mundiales como potencia exportadora, tema ampliamente comentado en mi artículo anterior.

 

Algunas personas antes del inicio de mi tesis doctoral me dijeron:

 

–          No, esas tesis no … el asunto de la personalidad y de cómo se es, es de origen genético, no hay nada más que hacer al respecto, así somos los mexicanos.

 

Aunque respeto estas posturas, personalmente yo no lo creo así, es un asunto cultural, hay que modificar esa cultura o los costos por quedarnos como estamos, seguirán creciendo hasta estrangularnos.

 

Afortunadamente, los estudiosos del comportamiento humano igualmente asegurar que el hombre es un ser transformable, en evolución y tendiente al crecimiento, me aferro con fe a esto, con esta visión respecto del ser humano, rescato convencida la maravillosa afirmación realizada por Karl Rogers respecto a que el hombre es un ser tendiente al crecimiento.

 

Imagínense Ustedes que genéticamente los mexicanos no podamos cambiar porque así estamos marcados fisiológicamente, que terrible, no habría esperanzas, los hechos incluso nos hablan por si mismos, ¿qué ocurre con los cientos de miles de mexicanos que siendo unos llegan a los Estados Unidos y pareciera que en “automático” se transforman?.  Apenas llegan y se vuelven puntuales, productivos, eficientes y guardan las leyes como nunca antes lo hicieron en su propio país.

 

Estamos llenos de casos demostrables a través de estas historias de cómo las personas podemos cambiar y rebasar con la toma de conciencia y la decisión personal los que aparentemente “ya estaba escrito sobre nosotros mismos”.  Un caso digno de revisarse es lo ocurrido con Chile y lo que está pasando actualmente con Brasil en el ambiente de negocios internacional.

 

A fin de buscar la claridad en cuanto a la teoría desarrollada por Rogers, a continuación se presentan algunas de sus frases, tomadas textualmente de un artículo publicado en el Journal of Counseling Pshchology en el otoño de 1957:

 

“Mi experiencia es que el hombre es miembro de la especie humana, básicamente digno de confianza y cuyas características más profundas tienden hacia el desarrollo, la diferenciación, las relaciones cooperativas; cuya vida tiende fundamentalmente a moverse de la dependencia a la independencia; cuyos impulsos tienden naturalmente a armonizarse en un complejo y cambiante patrón de autorregulación; cuyo carácter total es tal que tiende a preservarse y a mejorarse y a preservar mejor su especie, y tal vez a conducirla hacia su más amplia evolución.  En mi experiencia, descubrir que un individuo es verdadera y profundamente miembro único de la especie humana no es un descubrimiento que despierte horror.  Mas bien me inclino a creer que ser humano es penetrar en el complejo proceso de ser una de las criaturas de este planeta, más ampliamente sensible, responsiva, creativa y adaptable”.

 

En otro artículo escrito por él y publicado en el “The Humanist” en 1957 pág. l, agrega:

 

por tanto la conducta del hombre es exquisitamente racional, se mueve con ordenada y perspicaz complejidad hacia las metas que su organismo se esfuerza por alcanzar. La tragedia para la mayoría de nosotros es que nuestras defensas nos impiden darnos cuenta de esta racionalidad, de suerte que de manera consciente nos movemos en una dirección mientras que organísmicamente nos estamos moviendo en otra”. (Rogers C., 1957:1)

 

Pese a que Rogers es un buen fundamento para la tesis, realmente la base de teórica de sustentación para la investigación respecto a los elementos de personalidad asociados al éxito exportador empresarial está en la Teoría Adleriana,

 

Para Adler (1870-1037),  los seres humanos, son organismos orientados hacía una meta y toda la conducta humana puede ser entendida en términos de su contribución adhesión a un objetivo.  Las dificultades en la vida resultan de una filosofía y estilo de vida inapropiados.  Al reconocer y cultivar la necesidad de justicia social, una persona cumple con su potencial último.

 

El énfasis de Adler en la importancia de la utilidad de nuestros objetivos se ha vuelto muy popular entre los psicólogos y los teóricos de la personalidad.

 

Aunque Adler enfatizó los factores en la sociedad que contribuyen a la formación de la personalidad, no adoptó una perspectiva ambientalista radical ni sugirió que la personalidad sea moldeada por completo por la sociedad.  Hay fuerzas dentro  del yo, tales como el impulso de superioridad y el yo creativo, que ayudan a moldear la personalidad.  Por tanto, el individuo desempeña un papel responsable importante.  Enfatizó la aplicación de la teoría de la personalidad por medio del arte de la psicoterapia, creyendo que a través del autoentendimiento y la educación podemos construir un mundo mejor.

 

El énfasis de Adler en las fuerzas sociales que desempeñan una parte en el moldeamiento de la personalidad influyó a teóricos psicoanalíticos sociales subsecuentes como Karen Horney  y Erik Fromm. 

 

El concepto de Adler de interés social es en extremo significativo desde el punto de vista transcultural.  Los conceptos cristiano y budista sobre madurez religiosa incluyen ideas similares al interés social de Adler.

 

La psicología individual de Adler marca un cambio de un énfasis en los fenómenos intrapsíquicos (dentro de la psique) a un énfasis en los fenómenos interpsiquicos (interpersonales).  Adler creía que los seres humanos tienen un impulso innato para adaptarse a las condiciones del ambiente. Llamó a éste interés social, pero enfatizó que no es automático y debe ser cultivado.

 

El objetivo primario de la psique es el objetivo de superioridad, el deseo de ser competente y efectivo en lo que uno hace.  Si no es dirigida de manera apropiada, esta lucha puede tomar la forma de un anhelo exagerado de poder.  Cuando somos niños pequeños, por lo general nos sentimos inferiores, estos sentimientos de inferioridad nos llevan a buscar formas en las que podemos compensar nuestras debilidades.

 

Cada individuo desarrolla una forma única de luchar por la superioridad, esto es llamado estilo de vida.  Los cuatro principales estilos son: dominante, obtenedor, evitativo y útil socialmente.  El estilo de vida es influido por factores tales como la constelación familiar y la atmósfera familiar.  Adler consideró que el concepto del yo creativo era el clímax de su teoría.  El yo creativo interpreta las experiencias del individuo y establece el estilo de vida de una persona. La perspectiva de Adler fue que el yo creativo es en esencia consciente; restituyó a la conciencia al centro de la personalidad.

 

La terapia adleriana pretende restaurar el sentido de la realidad de la realidad del sujeto examinando, revelando los errores en los objetivos y el estilo de vida y cultivando el interés social. Adler creía que el estudio del orden del nacimiento, los recuerdos tempranos y los sueños eran las mejores herramientas para evaluar la personalidad.

 

La teoría de Adler enfatiza un punto de vista filosófico más que un esfuerzo por estudiar la personalidad de manera empírica.. (Engler, B. 1196:115-118).

 

Por todos los puntos mencionados anteriormente y como previamente lo comenté, la teoría sobre la cual se respalda la investigación, es la planteada y desarrollada por Alfred Adler llamada “Psicología individual”.  Como se revisó algunos párrafos atrás, está teoría parte del supuesto de que los seres humanos tienen una orientación natural al logro y a través de lo cual llegan a conseguir su propia autodefinición.  Adler consideró esta tendencia, como el resultado del efecto de las fuerzas sociales.  Con todo, es importante mencionar que es difícil hablar de una sola teoría de respaldo debido a la complejidad del comportamiento humano.  La principal razón del porque optar por esta teoría está en los supuestos con respecto a los elementos de personalidad asociados al éxito exportador como lo son “el logro, los retos, las metas, la perseverancia, el compromiso y por supuesto, el cumplimiento”, entre otros.  En las teorías revisadas encontramos la Teoría Adleriana encuadrada en el estudio de estos elementos.  La identificación teórica apoyó la determinación del instrumento de investigación que se utilizará para la idetificación y medición de los elementos de personalidad asociados al éxito exportador y que darán como resultado el Perfil Exportador Exitoso.  La medición del logro y el impulso elementos básicos desembocaron en catalogar al Cleaver como el instrumento adecuado.

Los elementos que el Cleaver mide son coincidentes con los elementos considerados en la tradición oral del comercio internacional como requisitos necesarios  para la obtención del éxito por parte de sector empresarial mexicano considerada así mismo como “cultura exportadora” y que son:

 

  • EMPUJE: Es la capacidad de liderazgo, de lograr resultados, aceptar retos superando problemas y teniendo iniciativa.

 

  • INFLUENCIA: Es la habilidad para relacionarse con la gente y motivarla o persuadirla para que realice determinada acción deseada.

 

  • CONSTANCIA: Es la capacidad para persistir de manera continua y rutinaria con una determinada acción, proceso o actividad.

 

  • CUMPLIMIENTO: También conocida como “apego”, es la habilidad para desarrollar trabajos respetando normas y procedimientos establecidos.

 

Estos son los elementos que pretendemos medir en el “Perfil Exportador Éxitoso” a través de la investigación propuesta en el artículo anterior y cuyo titulo para efectos de la misma lleva por nombre:

 

“Elementos de Personalidad Asociados al Éxito en las Exportaciones de Empresarios Mexicanos ubicados en la Zona  Metropolitana de Guadalajara”.

 

Finalmente y para concluir con este artículo, cierro el mismo con una reflexión final y enumerando las razones principales del porque el empresario mexicano y latinoamericano debe ir tras la conquista de los  mercados internacionales, del porque debe de ser capaz de armarse con lo necesario para tomar un avión y salir a vender sus productos y mediante la conquista de esos mercados tener:

 

Acceso a Mercados con Amplia Demanda por sus Productos.

Desarrollo y Crecimiento de la Empresa debido a sus Ventas.

Mayor Estabilidad al Diversificar Mercados.

Aprovechamiento de la Capacidad Instalada Ociosa.

Mejor Calidad y Actualización Tecnológica.

Mejora Imagen y Competitividad.

Generación de Divisas.

Generar mayores Fuentes de Empleo a través de la formación de Empresas Exportadoras Mexicanas con mejores remuneraciones para sus trabajadores.

 

La reflexión, si me permiten, la haré a partir de una necesidad urgente por parte de nuestro país y que sintetizo mediante la frase siguiente:

 

MEXICO NECESITA DE UNA COMUNIDAD EMPRESARIAL EXPORTADORA Y COMPROMETIDA CON SU NACION.

 

De no hacerlo así, finalizaremos generando en las Universidades, un ejercito de egresados de las carreras de Comercio y Negocios internacionales cuyo destino será unirse a las filas de obreros comandadas por la empresas transnacionales instaladas en nuestros países como resultado de lED, es cierto, no como obreros, como ejecutivos de esta actividad y que a la larga ni siquiera será bien pagada dado el tamaño de la oferta. 

 

n  Las tendencias actuales nos llevan hacía una economía mundial integrada con estrategias globales diseñando sus productos para un mercado mundial y produciéndolos donde la materia prima, los componentes y la mano de obra puedan hallarse a un costo más bajo.

 

Definitivamente no es despreciable la IED, para nada, es incluso necesaria en nuestros países como México y latinoamerica, gracias a ella no hemos sucumbido como nación ante las fluctuaciones de las exportaciones petroleras y de los ingresos provenientes de las remesas enviadas por nuestros compatriotas en los EUA, pero es un hecho que no es posible basar nuestro desarrollo económico en estos dos renglones, ya la historia ha hablado por sí misma, el desarrollo económico de una Nación está como hace mucho años lo propuso al que llamo el padre del Comercio Internacional, Adam Smith, gracias a su teoría.

 

La Teoría de la Ventajas Comparativas de Adam Smith propone de manera sencilla la conveniencia del comercio internacional entre las naciones como resultado de la ganancia sustantiva generada por el mismo para los países participantes. Dicha teoría señala que cada país deberá especializarse en producir aquellos bienes para los cuales naturalmente se encuentra preparado, de tal manera que los resultados de la especialización redundarán en una sobreproducción la cual será capaz de satisfacer las necesidades propias de dicha nación y cuyo remanente será posible intercambiar por aquellos bienes que otra u otras naciones producen  más eficientemente y que a ella le resultaría  mucho más costoso producir.

 

Smith, en su obra magistral “La Riqueza de la Naciones” (1776) señala las limitaciones de la doctrina mercantilista y la conveniencia de la división del trabajo. Lo propone con las siguientes palabras sencillas: “Es la máxima de todo jefe de familia prudente, nunca  tratar de producir en casa lo que le costaría más  producir que comprar” (Gil. 1999:9).

 

De esta forma es mejor que cada país produzca aquello en lo que es mejor, comparativamente hablando, y compre a otros países lo que le resulta más costoso producir por si mismo. 

 

En la actualidad esto conlleva la decisión sobre qué exportar y qué importar, de ahí que a partir de este razonamiento se plantee que un superávit en la balanza comercial es lo que genera crecimiento y desarrollo económico en un país, de esta manera, los países han procurado que sus exportaciones sean mayores que sus importaciones. 

 

El trabajo de Smith es reconocido principalmente porque con sus teorías generó una nueva visión respecto a la economía y colocó los primeros cimientos para lo que posteriormente sería el capitalismo. Así mismo a él se le atribuye la especialización del trabajo y la consideración del esfuerzo en unidad de valor.

 

El sector empresarial exportador tienen el reto de entender que las nuevas formas de producción tienen una premisa básica: satisfacer las  necesidades de mercado, tanto de los consumidores como de ellas mismas como organizaciones y que es necesario para su subsistencia adaptarse a esos cambios. Entender esto, implica, asumir que la “globalización” actual tiene su origen en el comercio internacional como actividad y en la fundamentación teórica de ésta desarrollada por los economistas creadores del llamado el pensamiento económico liberal presentado en el trayecto de este artículo, pero para ello es importante tener un cambio de actitud, una nueva mentalidad exportadora que genere una cultura empresarial distinta, especialmente en los nuevos emprendedores egresados de nuestras universidades que mide con mayor cuidado al futuro que cada día parece alcanzarnos con mayor rapidez y que ese cambio debe de estar infundado por el EMPUJE entre otros elementos que esta investigación presentará posteriormente a través de los resultados encontrados, en esta misma revista.

 

 

Dra. Olga Leticia Gil Gaytán.

ogil@iteso.mx

 

 

 

Referencias:

 

1. Cortés Ortega José de Jesús. (2005). Iteso.

         Proyecto de Tesis.

 

2. Engler Barbara, (1996). Introducción a las Teorías de la Personalidad.   

    México: Mc. Graw Hill.

 

  1. Gil G. O.L. (1999). La Función Comercializadora. Edit. Unadis News BBC. (2008). México.

 

  1. Rogers Carl. (1957). Journal of Counseling Pshychology.

 

 

 

 


[1] Antes BANCOMEXT.

RESPONDIENDO AL EQUIPO RED.

Definitivamente el sector académico tiene “per se”, un lugar en la red, sin embargo creo que una buena parte del mismo aún no la habitamos tanto como debería.  Personalmente me parece vivir en dos mundos paralelos, uno el físico y otro el virtual.  El primero para algunos es tan absorbente y nos requiere tanto, que deja poco tiempo y “espacio” para el segundo.  Se requiere tiempo, concentración e imaginación para en lo posible, incorporar cada vez más, exigencias del “primer mundo”, al segundo.

 

Considero que en algún momento, el “mundo virtual” irá sustituyendo más al segundo.  Hasta el momento hago lo indispensable, mayormente lo exigido laboralmente, aunque estoy en las redes sociales, me muevo poco, por la razón ya expuesta.  A partir de este curso, pienso intensionar más mi participación.  Las razones son ya obvias, el mundo se mueve hacía allá y no podemos detenerlo, por el contrario, la recomendación es movernos lo más rápidamente posible.

 

Me gustaría visualizarnos con una universidad reconocida por el manejo de las Tics, de tal forma que tuviéramos estudiantes de distintas naciones en red.  Poder impartir mi clase a distancia y contar con una red de apoyo al interior de la universidad tanto en lo tecnológico, como en lo académico.  Que este marco incluyera así mismo, prácticas profesionales, algunas con movilidad y otras no necesariamente, pero que éstas sí, traspasaran fronteras, la tecnología y la internacionalización van de la mano, en estos tiempos.

 

Muchas gracias.

 

Olga Leticia Gil Gaytán.

ORGANISMOS NACIONALES, EN EL ÁMBITO DEL COMERCIO INTERNACIONALES.

La necesidad que tiene la comunidad exportadora, académica e investigadora, en torno a los movimientos constante, en información, en torno comercio y los negocios globales, nos lleva a pensar en la generación de un directorio de las rutas de acceso a los principales organismos cúpula del comercio exterior mexicano, que permanentemente informan respecto de estos cambios o modificaciones, así como información estadística de alta utilidad para investigaciones o toma de decisiones.

Esta información es relevante en función al tipo de decisiones que se tienen que tomar para la comunidad arriba mencionada, en torno a preguntas tan diversas y variadas, como las actividades propias de cada una de ellas, vinculadas sin embargo por el mismo tema: el comercio y los negocios internacionales.

Contar con un directorio de esta naturaleza, facilita el acceso a organismos que permanentemente publican información confiable, en tiempo y forma, en el caso de este blog, a los estudiantes vinculados con estos temas.

La información contenida y requerida, va desde estadísticas de exportación e importación por región, país y producto, hasta demandas en línea de productos mexicanos en otras regiones del mundo, así como las últimas novedades en términos de modificaciones a alguna ley o requisito a la importación o exportación, así como cursos de actualización vinculados a estos temas.

Es importante mencionar que algunos de estos organismos son del sector privado y otros del sector público, bien estatales o federales, por ello la categorización abajo entre unos y otros, con sus links:

 

DIRECTORIO SECTOR PÚBLICO:

  1. PROMEXICO:   www.promexico.gob.mx
  2. BANCOMEXT:  www.bancomext.gob.mx
  3. SEIJAL:   www.seijal.gob.mx
  4. JALTRADE:   www.jaltrade.gob.mx

DIRECTORIO DEL SECTOR PRIVADO:

  1. COMCE:  www.comce.gob.mx
  2. CEUCE:  www.ceuce.gob.mx

EL EQUIPO RED NOS PONE A PENSAR….

Imagen

Comparto apenas si algunos pensamientos, respecto de las preguntas planteadas por el equipo de RED.  Normalmente cuando estamos tratando de probar algo en lo que creemos o bien, considero que  la tendencia natural, es buscar las fuentes coincidentes en posturas y argumentación.  Buscar en fuentes opuestas tiene sentido en función de ampliar las posibilidades de visión y posición ante un mismo hecho o fenómeno, entender así, otras posturas  o incluso en algunos casos “adelantar” las objeciones ante los planteamientos  aún en proceso.

Entender el aprendizaje actualmente es algo tan complejo como la línea divisoria entre los diversos tipos de conocimiento, hasta dónde es uno y hasta dónde es otro, o bien simplificar al grado de decir qué es información y que conocimiento, o bien, en dónde uno de convierte en otro. El aprendizaje lo define el propio individuo.  El albañil que trabajando descubre que es mejor la mezcla con cemento liviano y sellador, garantiza a largo plazo, el pegado del piso vs el descubrimiento de la mamá que muchos años después “aprende” como comunicarse con su hijo en la última etapa de su adolescencia, y ni que decir del alumno de secundaria que hace su día porque finalmente “aprendió” como llevar a cabo una derivada. 

Creo pues, que aprendemos todos los días….a menos que decidamos que ya no hay nada que aprender y bien, que todo lo sabemos.  La red ha hecho la información accesible y por ende el conocimiento…el aprendizaje.  Aprender en red por tanto, es tener al alcance información, conocimiento a una amplitud y variedad tal, que nadie en el pasado cercano o lejano, pudo pienso, jamás haber imaginado.

La definición del saber….pareciera que con la red ahora todo mucho puede “saber”, sin embargo esto es solo en la superficie, será la capacidad de discernimiento y la capacidad pensante del individuo la que será obligada a mayores retos de conexión para la generación de “saberes nuevos”, de mayor dimensión y alcance debido a la interconectividad entre ellos.  Seguramente en poco, saberes y conocimientos jamás puestos en discusión comenzarán a serlo, el rompimiento de paradigmas y creencias anteriores, comenzarán en breve a ser cuestionadas.  Esto como resultado de estar al alcance la develación de información, saberes y conocimientos de distintas fuentes.